El origen de la jalea real

Historia de la Jalea real

El origen o la historia exacta de la jalea real no se sabe con exactitud. Me imagino que nuestros ancestros la usarían sin querer como un producto derivado al recoger colmenas salvajes y comerse la miel. En ese momento también estarían consumiendo la jalea real, polen, propóleo, es decir todos los derivados de la miel.

Realmente se tiene conocimiento de la existencia de la jalea real desde que el Papa Pio XII consumió un extracto de jalea real que le

colmena de abejas

colmena de abejas

aconsejo el Dr. Galeazzi. Como esta sustancia le sentó realmente bien enseguida se dio a conocer a todo el mundo como un producto sumamente aconsejable por sus efectos restauradores y fortalecedores. Así que la comercialización del producto no se hizo esperar.

La gente que la compraba no sentía dichos efectos por lo que la comercialización fue prácticamente abandonada quedando la jalea real apartada. Esto se debió al alto precio del gramo de jalea real, lo que hizo que los comerciantes vendieran el producto con muy poca cantidad de jalea real, así que los efectos no se producían como se debiera. Tampoco se tenía en cuenta como almacenar la jalea real durante muchos días y su rápida degradación fuera de la colmena por lo que siempre se tiene que conservar en un lugar fresco como puede ser un frigorífico.

Otras referencias que se tienen son del año 1933, cuando un estudioso alemán llamado F. Bergius, el cual fue un doctor premiado con un premio nobel, se encargo de hacer un análisis completo de la jalea real.

Estuvo mucho tiempo tratando de analizarla pero se le hizo terriblemente difícil terminar dicho análisis debido a la complejidad de la jalea real. Solamente pudo constatar los efectos que producía ya que el probo la jalea real a la edad de 50 años. El manifestó que sus propiedades de aumento de potencia sexual le hicieron efecto, al igual que consiguió más vitalidad en su día a día.

Hasta 1938 no vemos más datos sobre estudios de la jalea real. En dicha fecha M. Boyer de Belvefer termino un estudio científico sobre la jalea real y sus propiedades. Hizo la prueba de administrar jalea real a distintos tipos de animales (perros, gatos, etc.) y analizar su comportamiento con respecto a los mismos tipos de animales sin consumir jalea real.

La conclusión que obtuvo es que los animales que estuvieron un largo periodo consumiendo jalea real se comportaban de una manera más enérgica y vivaz que sus compañeros de experimento que no la tomaron.

No se conformo con esto y como su colega F. Bergius también se decidió a probarla y experimentar en sus propias carnes dichos efectos de la jalea real. Consiguiendo prácticamente semejantes resultados.Finalmente en la actualidad la jalea real se comercializa como un producto sobre todo energizante, restaurador y regenerador de la potencia sexual. Ademas de tener muchísimas más propiedades.

Deja un comentario si quieres

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *